Publicado en Libros libres

¡Cómo el Grinch robó la Navidad!

En esta temporada del año resulta inevitable compartir historias impregnadas de nieve, coníferas, obsequios y decoraciones; en la charla inicial surgen distintas recomendaciones que ya pueden ser consideradas clásicos imprescindibles para leer en invierno… Un cuento de Navidad de Charles Dickens, El expreso Polar de Chris Van Allsburg y, por supuesto, aquella donde el protagonista es un emblema de los detractores de la Navidad: el Grinch.

Y es que hablar del Grinch nos conduce a citar las múltiples historias que hemos conocido por el mismísimo Dr. Seuss; los “Quién”, esos característicos personajes de nariz respingada, cuerpo peludo y cabellos alborotados, aunados a las ingeniosas reflexiones animadas que ha escrito para nuestro deleite en sus variados libros y que se han popularizado a través de la pantalla grande, como es el caso de el Gato con sombrero, Horton y el mundo de los Quién, el Lórax y la trúfula perdida, inclusive, recuerdo aquella conmovedora aparición de Huevos verdes con jamón en la cinta I am Sam.

Con esta conversación como antesala nos dispusimos a leer en plenaria el texto que dio origen a nuestro verde y peludo amigo. Acompañados con música de fondo y la siguiente proyección en mute compartimos la lectura amenizándola con distintas aportaciones, inquietudes y curiosidades…

Las referencias a la película Live Action no se hicieron esperar, mientras Emilio leía

aunque es muy probable que la única razón,  es que tenía muy pequeño el corazón”

Alexa no dudó en comentar -ah, es lo que dice la peli.

IMG_20181212_113919875
¡Oh, sorpresa! Luna nos compartió sus calcetines… muy ad hoc.

Luna por su parte nos sorprendió con sus maravillosos calcetines que rendían homenaje a nuestro protagonista de hoy.

Emilio apuntó -¿como que tiene rimas, no?

Alexa, por su parte, relacionó una imagen de los Quién, sentados alrededor de una larga mesa y comentó -999 hijas y un hijo, ¡como en Horton!

Sofía leía…

luego el Grinch hizo lo mismo en casa de cada Quién

¡Juega con la palabra Quién! reflexionó Emilio.

¡La Navidad no son regalos! concluían algunos de ellos y, posteriormente, escribieron cartas de Navidad y para Reyes Magos. Por último, no perdimos oportunidad de conocer 107 datos curiosos sobre el Grinch.

Anuncios
Publicado en Libros libres

Yo no hice mi tarea porque…

Seguramente más de una vez no has hecho los deberes, quizá más de una ocasión has pensado en una muy buena excusa para engañar al profe y, podría jurar que, alguna ocasión has llevado tu treta de la ficción a la realidad. Así arranca nuestra charla,  entre diversos trabucos estratégicamente diseñados para no presentar alguna tarea en clase y cómo lo han resuelto. Surgen entonces una multitud de porqués y un infinito de consecuencias…

Al audicionar “Yo no hice mi tarea porque…” de Davide Cali y Benjamin Choud, publicado por Ediciones Tecolote, en la presentación adaptada con lengua de señas elaborada por Leer nos incluye a todos , nos encontramos con los pretextos más inverosímiles ante la clásica e incisiva pregunta de cualquier maestra…

entonces, ¿por qué no hi

ciste la tarea?

pretextos jamás dichos en un salón de clases para salvar el pellejo frente a la autoridad surgen de la pluma de Davide Cali…

Un robot descontrolado destruyó nuestra casa,

unos duendes escondieron todos mis lápices,

{…}

justo cuando empezaba a hacer mi tarea, nos atacaron unos vikingos,

{…}

Mi tío y yo construimos una maquina con tecnología de punta para hacer mi tarea, pero cuando por fin la terminamos…

¡no funcionó!

Versión de muestra en issuu

Después de la lectura la conversación detona los pretextos que han inventado para no entregar la tarea, las ocasiones que han recurrido a las “mentiritas” para excusar sus actos, sus conceptos de mentiritas y mentirotas…

Mas tarde, llega la recreación de posibles situaciones cotidianas a las que podrían responder con pretextos, como:

“Hoy no fui a la escuela porque…”

“Hoy no quiero ir al mercado porque…”

“Hoy no barrí porque…”

“Hoy no lavé mi ropa porque…”

“Hoy no puedo sacar al perro porque…”

“Hoy no puedo lavar los trastos porque…”

IMG_20181107_114315824
Algunas mentiritas y mentirotas

Al imaginar un pretexto, tan grande como su improbabilidad, con la manipulación de algunos materiales representan gráficamente aquello que imaginaron: monstruos, basura, seres imposibles, elementos de la naturaleza para posteriormente combinarlos y convertirlo todo en una grandiosa mentirota.